Y una de las actuales joyas de la corona… ¡¡Cookies de chocolate y naranja!!

Lo confieso… ¡¡me pierde el chocolate!! Y tengo un gran problema… me cuesta muchísimo no incluirlo en una receta… ¡¡Siempre queda bien!! 

También me parece perfecta la combinación que hacen la naranja y el chocolate negro. De pequeña, recuerdo que mi madre compraba a veces unos bizcochitos con mermelada de naranja y recubiertos por un lado por chocolate negro… ¡¡Imposible comerse uno sólo!! Y, con estas cookies me pasa igual. Cuando hice la receta no pude evitar añadirle ese toque especial.
 
En esta receta, en vez de utilizar o hacer las gotas de chocolate, simplemente corté la tableta con paciencia, cuidado y un cuchillo. Es mi toque “hecho en casa”. Pero eso ya es a gusto de cada uno.
 
Caja con Cookies de Chocolate Negro
y esencia de Naranja
 
Bueno… ¿vamos al lío?
 
Ingredientes:
  • 250 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 300 gr. de harina.
  • 2 huevos.
  • 150 gr. de azúcar moreno.
  • 150 gr. de azúcar blanca.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 pizca de sal.
  • 250 gr. de chocolate troceado en trocitos chiquititos (o gotas).
  • 2 gotitas de esencia de avellana.
  • 4 gotitas de esencia de mandarina.
Las esencias que he utilizado en esta receta son estas dos:
 
 
Son muy concentradas y el sabor es increíble. Yo estoy contentísima con los resultados. Imagino que os habréis preguntado si es un error lo de la mandarina y no, no lo es. Os explico el porqué. Cuando compré la esencia había tanto de naranja como de mandarina pero para asegurarme un sabor más suave elegí la segunda. Siempre se puede rectificar un sabor suave echando más… 😉
Elaboración:
 
Tamizamos la harina, la levadura y la sal y reservamos.
 
En un bol (que será donde incorporemos todos los ingredientes), ponemos la mantequilla, el azúcar.
 
Añadimos uno a uno los huevos. No añadimos el segundo hasta que el primero esté bien integrado.
Después incluimos poco a poco la harina (en dos o tres veces).
 
Finalmente, añadimos los trocitos de chocolate y las gotitas de esencias.
 
Una vez mezclados todos los ingredientes, dividimos en tres la masa y la enrollamos en papel transparente dejándolo con forma alagarda (como una especie de morcilla). Dejamos enfriar en la nevera.
 
Encendemos el horno a 190º arriba y abajo.
 
Luego se cortan porciones pequeñas (yo además les hago forma de bolita) y se colocan espaciadas en una bandeja de horno (unos 5 cm entre una y otra porque al calentarse se “esparraman” un poco).
 
Se dejan de 8 a 10 minutos (el punto es cuando se doren los bordes). Se sacan del horno y se dejan reposar un poquito en la misma bandeja y luego se dejan enfriar del todo en una rejilla.
 
El motivo de esto es que cuando salen del horno están aún “tiernitas” y se podrían romper con facilidad.
 
Cookies
 
Curiosidades de la receta: Si queréis hacer la receta tradicional sólo hay que sustituir las esencias de avellana y mandarina por dos cucharaditas de esencia de vainilla.
 
Esta receta también es buena para hacer con peques. Ellos puedes coger las porciones y que formen la bolita y la pongan con mucho cuidado en la bandeja.
 
Y con esto… poco más… sólo avisaros de una cosa:
 
¡¡SON ADICTIVAS!!
 
 
¡Hasta la próximaaaa!
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s