¡¡Bienvenida a casa!! ¡¡Ya tengo mi KitchenAid!!

¡¡Ya tengo mi KitchenAid!!

¡¡Ya la tengo!! ¡¡Ya la tengo!! ¡¡Ya la tengo!!
Después de un par de años y pasando por todas las etapas posibles:
“No creo que sea para tanto”, “Oye, pues es bonita”, “¿Qué color escogería en el caso de comprarla?” “¡¡Qué bien me vendría!!” “¡LA NECESITO!”
por fin llegó la última fase: ¡¡YA ES MÍA!!
 
Yo y mi cara de felicidad
 

Todo ha sido un cúmulo de casualidades, como todo últimamente en mi vida y, como hasta ahora, todo maravillosamente bien.

Aún así, por mucho que lees que es una gran compra, que quien la tiene está encantad@, hasta que no la pruebas no respiras aliviada sabiendo que no has tirado el dinero. Porque, si suponeis que la he comprado a ciegas sin haber visto/utilizado una anteriormente, estais en lo cierto. ¡¡A loca no me gana nadie!!

Por cierto, la he comprado en “Los Utensilios de Chef”. Si veis la máquina en su página es que tienen stock, las reponen continuamente y es el mejor precio que he encontrado: 479€. En un día la tienes en casa y en seguida te puedes poner a trabajar con ella (después de las fotos de rigor y la emoción al desembalarla).

Puedo contaros que llevo unas 24 horas con ella y he hecho: masa de magdalenas integrales, masa de galletas de mantequilla y bollos suizos. Las galletas sí que las podía hacer con mi batidora de mano (aunque cada vez con más miedo de cargármela) y los bollos suizos descarté hacerlos hasta el remoto día que tuviera una KitchenAid.
 

Ayer por la tarde me lancé a probar (hay que recuperar el tiempo perdido) y, ¡es increible como trabaja la masa y lo bien que la deja en pocos minutos!

Para cenar hice bollos suizos y… ¡riquísimos!

Como bien leí en “El Rincón de Bea”; no será la batidora más potente pero buena es un rato y ahorras tiempo… ¡¡Vaya si lo ahorras!! Las cosas se baten enseguida (ahora mi miedo es sobrebatir, esperemos que con la cosa no me quede corta ahora).

Tanto a la hora de hacer las galletas como los bollos suizos he alucinado con la textura que han adquirido las masas. ¡¡Es como si hubiera descubierto una nueva dimensión!!

Ahora, estoy deseando hacer cosas que intenté en su día pero que debido a la falta de una buena batidora, nunca volví a hacer y… ¡¡cualquier receta que se me ponga por delante!!
¿Miedo? ¿Quién dijo miedo? Mi “Mandarinita EntreMagdalenera” (“Mandi” para los amigos) y yo somos invencibles.
¡Bonita es!

Reconozco que esta entrada es fruto de la ilusión y el entusiasmo inicial pero intuyo que esta relación de amor irá a más día a día. Espero que dentro de un tiempo lea esto y pueda decir: “Me quedé corta, es aún mejor de lo que la describí”.

El tiempo dirá, pero lo que ya sé es que voy a sacarle muchísimo partido a esta preciosidad. 

¡¡Hasta la próxima entrada!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s