Llega el buen tiempo y eso merece recetas fresquitas.

¡¡Hola a todos!!

Tal y como os prometí, ¡¡vuelvo!! Y nada más y nada menos que con dos recetas para combatir el calor.

Sé que tengo el blog muy olvidado, pero entre los encargos, que poco a poco van siendo más frecuentes y me tienen “atada” a la puerta del horno, y miles de cosas más, me es complicadísimo sentarme y escribir con regularidad.

Una de esas cosas que me tienen ocupada es una colaboración muy especial con una revista que se llama Niño Verde. Ya tiene publicado un primer número (pincha aquí) y se está preparando el segundo. Si os preguntáis porqué os cuento todo esto es porque EntreMagdalenas colabora aportando su granito de arena (dulce, eso sí).

En el primer número hicimos un bizcocho de chocolate, sencillo, sin complicaciones, de los que nos salvan de más de un apuro y que todos tenemos en alguna libreta de algún cajón de la cocina.

Pero en este nuevo número, he querido ir más allá y he dejado el horno a un lado y le he “puesto los cuernos” a mi amada Mandi (para quien no lo sepa, es el nombre con el que bauticé a la KitchenAid) con una batidora de vaso.

Me propusieron alguna receta fresquita y yo… ni corta ni perezosa, me lié la manta a la cabeza y me puse a experimentar con sabores para crear un granizado y un batido (o Smoothie como se dice ahora). ¿Queréis descubrirlos? Pues, ¡allá vamos!

BATIDO DE PLÁTANO Y CACAO

Para un buen vaso de batido necesitaremos:

1 plátano y medio maduro. (los que yo tenía eran de tamaño mediano)

1/2 cucharada de cacao en polvo sin azúcar.

y ahora, os doy dos opciones:

  1. 200 ml. de leche de soja. (en mi caso ligera).
  2. 150 ml de leche de soja y 50 ml. de leche de coco y arroz.

A mí personalmente me gusta más la segunda opción porque aunque es un toque muy sutil, el coco le da frescor al resultado final.

Batido EntreMagdalenas

Y para los que prefieren dejar a un lado la leche sea del tipo que sea:

GRANIZADO DE MELÓN, HIERBABUENA Y COCO

Para refrescarnos un buen rato:

285 gr. de Melón. (yo compré la variedad Galia, que son los pequeñitos y redondos).

250 ml. de Agua de coco.

4 hojas de Hierbabuena. (si te gusta un sabor suave, reduce a la mitad).

Cogemos una cubitera y rellenamos ocho huecos con el agua de coco y reservamos el resto. Dejamos que solidifique. Cuando estén hechos, picamos ese hielo. Lo guardamos en el congelador mientras no lo integremos al resto de ingredientes.

Batimos el melón, la hierbabuena y el resto del agua. Unimos a esa mezcla el hielo picado y llevamos al congelador de 30 a 45 minutos, removiendo cada 10 minutos hasta conseguir una mezcla densa.

Cortamos unos bastoncitos de melón, servimos y… ¡disfrutamos!

También podríamos hacer esta receta más rápido incrementando el agua de coco y el hielo que hagamos. Yo no tenía más disponible y no quise añadir cubitos normales para no restarle sabor al granizado.

Granizado EntreMagdalenas

Son recetas muy fáciles, con ingredientes que aunque parecen raros se encuentran fácilmente en los supermercados y si no los tenéis… ¡¡IMPROVISAIS CON LO QUE TENGAIS POR LA COCINA!! La cuestión es combatir el calor de un modo agradable y sabroso. Yo, aunque no he encendido el horno, el dulce no lo he abandonado ni en el sabor del batido ni del granizado… ¡Soy  incorregible!

Espero que os gusten y que me lo contéis.

¡¡Besos!!

El mejor pan de leche del mundo: Pan “Hokkaido”

¡¡Hola!!

Hace poco os hablé de Inés Tsai y su maravilloso blog. Pues bien, os confieso que sólo he hecho una receta, pero la he hecho ¡¡tres veces!! Lo mío empieza a ser un poco enfermizo. Pero os cuento el porqué. Los que me seguís desde hace tiempo, conocéis mi relación amor-odio con el tema bollería y pan. Ultimamente, la relación se está suavizando. He encontrado recetas que… ¡hasta a mí me salen! Así que, tienen que ser bien fáciles.

Este pan de leche “Hokkaido” tiene varios pasos en su elaboración y estuve a punto de desistir sin haber empezado, pero me pudo más la maravillosa apariencia, la necesidad de seguir con mi búsqueda de la receta perfecta de este tipo de pan y la curiosidad de probar una receta con el prefermento tang-zhong.

Rebanadas

Sigue leyendo